Aceite de Macadamia

Aceite de Macadamia

Según (Brenes, 1990), la macadamia (Macadamia ternifolia) es originaria de los bosques lluviosos costaneros del este de Australia y su cultivo, en forma incipiente, lo iniciaron los colonos ingleses a fines del siglo pasado. Fue introducido en Hawai en 1881, donde se desarrollo ampliamente, Esta región ocupa el primer lugar en producción. A Costa Rica se introdujo en 1949 a través de la Estación Experimental de Hule en Turrialba y luego, en 1964, la empresa Abonos Superior importó semillas y la distribuyó entre algunos cafetaleros.

El árbol de macadamia empieza a producir fruta en el sexto año, pero comercialmente es a los 8-10 años hasta durante 50 años. En promedio un fruto pesa 7 gramos, de los cuales el 40 % es semilla.

La cosecha se lleva acabo recolectando la fruta caída al menos una vez cada dos semanas. Esta se descascara y luego se seca con cuidado hasta alcanzar un contenido de humedad del 3.5 %. El producto comercializable es la nuez tostada empacada al vacío, ya que esta está dentro de la concha y esta segunda dentro de la cáscara. La producción anual es aproximadamente de 10 000 TM/año (Samson, 1991).macadamia

 El aceite virgen de Macadamia se obtiene del árbol Interglifolia Macadamia originario de Australia.

El aceite de Macadamia posee coloración amarilla clara, casi transparente, con sabor suave y agradable. Es el único aceite vegetal que contiene gran cantidad de ácido palmitoleico (O.P.A.), un ácido graso monoinsaturado responsable del metabolismo de los lípidos.

Su composición, especialmente rica en ácidos oleicos, linoleico,  vitamina E y esteroles (Avenasterol), le confieren propiedades muy suavizantes y calmantes.

Es un aceite fino, fluido y ligero, que aporta los elementos nutritivos necesarios para conservar la piel luminosa y sana.

Devuelve elasticidad, turgencia y tonicidad a la piel desvitalizada, por lo que su uso se hace fundamental en el cuidado de la piel fláccida. Esta acción específica se complementa con el aceite de Sésamo.

Excelente como vehículo natural de los aceites esenciales.

No es comedogénico

Aceite extraído de la nuez de macadamia. Por su composición y características es un producto con excelentes cualidades cosméticas. Su acción hidratante y suavizante, permiten utilizarlo como tratamiento para el cuidado de la piel…

Propiedades del aceite de macadamia para nuestras pieles

El Aceite de Macadamia es un producto fino, penetra la piel fácilmente dándole brillo. Suavidad y una textura sedosa.

 

Posee un gran poder emoliente, además nutre, protege y devuelve elasticidad, turgencia y tonicidad a la piel desvitalizada.

Su uso es fundamental en el cuidado de la piel flácida.

 

Es un aceite liviano que ayuda a retener y mejorar la humedad de la piel sin tapar los poros, protege contra las agresiones del sol, y su acción antienvejecimiento permite luchar contra la oxidación de las células

.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail
Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

4 comments

Leave a Reply